domingo, 21 de agosto de 2011

AMBRÓS: el dibujante que se instaló en mis sueños (Primera Parte)


Hay una serie de autores de cómic a los que admiro profundamente: desde Hal Foster a Víctor de la Fuente, o desde Alex Raymond y Jean Giraud a Antonio Hernández Palacios y Jesús Blasco, entre muchos otros. Pero no recuerdo haber visualizado alguna vez sus obras en mis ensoñaciones o duermevelas.

Miguel Ambrosio, Ambrós, el genial creador gráfico del Capitán Trueno, es el único artista cuyos dibujos se han instalado en mis sueños.

El hecho empezó a sucederme cuando, siendo apenas un chaval de unos ocho o nueve años, aparecieron en mi casa algunos cuadernillos apaisados de la colección más exitosa del cómic español.
Nunca he vuelto a sentir lo que experimenté aquellas tardes de verano, en las que, sentado en un viejo corral, leía las aventuras del mejor caballero del mundo.
Desde el principio, las imágenes de Ambrós me parecieron lo más hermoso que había visto en papel. Y hoy por hoy, casi sigo pensando lo mismo.
Por las noches, mis sueños quedaban inundados de los preciosos perfiles y las dinámicas viñetas que dibujaba aquel mago de los lápices.
Soñaba y soñaba con el Capitán Tueno, y siempre era el de Ambrós.
Posteriormente, he sabido distinguir el trabajo de otros autores y me he sentido atraído por algunos de ellos, especialmente por Fuentes Man y Ángel Pardo, que considero dos autores de auténtico lujo.
Sin embargo, en mis sueños sólo se trazaban las líneas ambrosianas, las fantásticas estampas de un dibujante irrepetible, cuya calidad bien pudo suponer la aportación fundamental en la grandeza y el éxito de un personaje que se ha convertido en un mito.

Hoy he vuelto a soñar con los dibujos de Ambrós;
y los pecios, aliados de la noche, me han traído estas viñetas maravillosas.

Recuerdos imborrables de un tiempo que se fue pero que siempre estará vigente
allí donde quiera encontrarlo.


la primera viñeta

presentación del héroe

el rey Ricardo, primer amigo

fortaleza y valentía

la hermosísima y orgullosa Sigrid

Ragnar, el gran jefe vikingo

secuencia tripartita o cómo se dibuja de forma genial una escena de acción

Trueno y Sigrid: el principio

el valor de Crispín

Trueno en peligro

razas y animales: la especialidad gráfica de Ambrós

cuidado con el hipopótamo

destreza y agilidad

el pozo y el terror

trepidancia absoluta o la viñeta estructuralmente perfecta

Morgano y el invento del globo aerostático

sin rival con la espada

Trueno y Goliath

salvamento prodigioso

los mongoles

lucha feroz

combate singular desde varias perspectivas

final abrupto

la fuerza de Goliath

caída mortal

el reto más increíble

Trueno contra Gengis Khan o la página maravillosa

contra los monstruos

derrumbe letal

la unión hace la fuerza

la atractiva efigie del Capitán

Trueno nunca lucha con mujeres

los vikingos o el arte de Ambrós, con el entintado de Beaumont

la muerte de Ragnar

barcos y castillos

la reina Sigrid

contra Kundra


no recuerdo mi nombre

Kyril y Kundra: la muerte feliz

el ídolo gigantesco

el salto de Izca